¡Ojo con los depósitos!

¡Ojo con los depósitos!

Debido al incremento en reclamaciones ante la Subsecretaría de Gobierno local y convivenciaqueremos recordarte algunos puntos claves sobre los depósitos regulado en la Ley 820 de2003, norma especial que reglamenta el arrendamiento de vivienda urbana. 


El artículo 16 de la norma citada define expresamente la prohibición de solicitar garantías odepósitos reales a los arrendatarios para garantizar el cumplimiento de las obligacioneseconómicas contenidas en el contrato de arrendamiento, ya sean cánones, servicios públicos,expensas de administración y demás obligaciones económicas contractuales, así:


Artículo 16. Prohibición de depósitos y cauciones reales. En los contratos dearrendamiento para vivienda urbana no se podrán exigir depósitos en dinero efectivo u otraclase de cauciones reales, para garantizar el cumplimiento de las obligaciones que conformea dichos contratos haya asumido el arrendatario. 

Tales garantías tampoco podrán estipularse indirectamente ni por interpuesta persona opactarse en documentos distintos de aquel en que se haya consignado el contrato dearrendamiento, o sustituirse por otras bajo denominaciones diferentes de las indicadas en elinciso anterior.


De acuerdo a la norma, las únicas garantías posibles para contratos de arrendamiento devivienda urbana serán las personales, es decir, respaldar los contratos mediante figuras comoel codeudor o coarrendatario o hacerlo mediante las opciones comerciales que han empezadoa ofrecer las aseguradoras y/o afianzadoras teniendo en cuenta esta prohibición legal. 


No desconocemos las dificultades que esta prohibición implica para contratos con extranjerosy demás personas que difícilmente podrían contar con garantías personales, pero al tratarsede una prohibición legal, debemos invitarte a revisar estos requisitos con miras a que no sevean avocados a inconvenientes con las secretarías de gobierno encargadas de la vigilancia delos prestadores de servicios de arrendamiento y administración de inmuebles.


Por: Maria Alejandra Pérez


Otros Articulos recientes